La vida de toda persona humana merece el máximo respeto. Sólo una democracia fundada en la promoción y vigencia de los derechos humanos tiene futuro y contribuye a la construcción de la auténtica justicia social y del auténtico bien común.

Los docentes, investigadores y personal administrativo que integramos el Centro de Investigación Social Avanzada (CISAV) expresamos nuestro más enérgico repudio al artero asesinato de Juan Francisco Sicilia, hijo de nuestro querido amigo Javier Sicilia, poeta y escritor de primer orden. Exigimos el pronto esclarecimiento de estos hechos y el castigo justo a los culpables.

Hoy más que nunca todos como sociedad habremos de contribuir a un México sin violencia trabajando por una nueva cultura de promoción y respeto del derecho a la vida de todo ser humano sin excepción. En términos de dignidad todos valemos lo mismo. Nadie tiene derecho a quitarle la vida a alguien en nombre de ninguna causa o poder.

Por el Consejo Directivo

Rodrigo Guerra López

Director General