La discriminación es un fenómeno social que vulnera la dignidad, los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas. Ésta se genera en los usos y las prácticas sociales entre las personas y con las autoridades, en ocasiones de manera no consciente.
CNDH,2012

Me presento ante ustedes como un ladrón. Le robé esta cabeza, estos miembros, este cuerpo a mi amo, y huí con ellos.
Frederick Douglass

La Comisión Nacional de Derechos Humanos define discriminar, a la acción de “seleccionar excluyendo; esto es, dar un trato de inferioridad a personas o a grupos, a causa de su origen étnico o nacional, religión, edad, género, opiniones, preferencias políticas y sexuales, condiciones de salud, discapacidades, estado civil u otra causa”. (CNDH, 2012:5)

Este día debe ser recordado por el valor del pueblo sudafricano, por su resistencia y consciencia al ejercer la libre práctica de la defensa de sus derechos civiles y sociales en contra de la segregación racial.

La Asamblea de las Naciones Unidas, proclamó el 21 de marzo desde 1960, como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, en Sharpeville, Sudáfrica. En esta localidad se celebraba una manifestación pacífica contra la legislación de “apartheid”, la cual promovía la segregación social con el fin de separar los diversos grupos raciales. De esta manera se pensó que se impulsaría el desarrollo, aunque fue totalmente lo contrarío. La protesta fue reprimida y es conocida como “La masacre de Sharpville”. La policía accionó sus armas contra los manifestantes, matando a 69 ciudadanos negros, entre ellos infantes, mujeres y hombres; concluyó con la detención de 11.727 personas y dejó un saldo de 180 heridos, razón por la que cada año se conmemora esta fecha con acciones para erradicar la violencia, discriminación, xenofobia y todas las formas de intolerancia

A partir de esta proclamación se iniciaron programas de acción apropiados para la eliminación de la discriminación: el fomento a la igualdad de oportunidades, formación y sensibilización de personas en puestos públicos y capacitación a docentes en todas las partes del mundo. Todo esto, con el fin de garantizar el pleno disfrute de los derechos humanos básicos, derechos civiles (derecho al voto), derecho de igualdad de oportunidades económicas y acceso en condiciones de igualdad a los servicios sociales sin distinción de sexo, raza, color u origen étnico.

La Organización de las Naciones Unidas, ha creado varios instrumentos internacionales para erradicar la discriminación, entre estos encontramos la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (1948), la Declaración sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial (1963), la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial (1965) y la Convención Internacional para la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid (1973). (ONU,2013)

Entre otras acciones, la ONU ha establecido como tema principal del 2013 el “racismo y el deporte”, con este lema y proyecto se pretende combatir la problemática. El deporte será una herramienta para erradicar la discriminación, ya que juega un papel sumamente importante en la identidad de muchas culturas. Se eligió por sus principios fundamentales que ayudarán a reforzar los valores sociales, que si bien no son tan visibles, contribuyen al desarrollo de la sociedad y sus habitantes, lo que a su vez refuerza el papel de los derechos humanos.

El deporte no sólo ayuda al mantenimiento de las condiciones de salud corporal, sino también mental y comparte los mismos objetivos que los derechos humanos: igualdad, solidaridad, prevención y solución de problemáticas sociales como drogadicción y lo más importante la preservación de la dignidad humana.

El racismo surge por miedos y estereotipos, debilitando los vínculos que se forman dentro de la sociedad y que mantienen unidos a los habitantes. Además es un fuerte indicador del lento u óptimo desarrollo de la persona y la sociedad en cuanto a conscientización y sensibilización en materia de derechos humanos.

La discriminación racial es una problemática que se vive en todo el mundo y México también la sufre. Datos del INEGI del censo de población y vivienda del 2010, nos señalan que en nuestro país, al menos 6.7 millones de habitantes de 5 años y más, son hablantes de lengua indígena; y por cada 100 personas, 14 no hablan español. Muchos de nuestros indígenas y afrodescendientes, tienden a negar su origen e identidad, aunque los casos de discriminación denunciados en México son pocos.

En México los estados que no cuentan con ley contra la discriminación son: Baja California, Querétaro, Jalisco, Sonora, Puebla y Sinaloa. Nuevo León, Guanajuato, Morelos, Tabasco y Yucatán, contemplan en su Constitución estatal una armonía con el Artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pero que no tienen una ley específica.

Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Durango, Guerrero, México, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas, poseen una ley vigente que se encarga de prevenir, promover, eliminar y combatir la discriminación. En Oaxaca, Quintana Roo, Tlaxcala y Veracruz, la discriminación es delito, pero no tienen una ley específica contra el racismo. Aguascalientes es el único estado donde la discriminación es delito penal.

Concluyo que la discriminación o exclusión es una problemática social, conlleva al lento desarrollo de la sociedad y nuestro deber es trabajar desde dentro para erradicarla, creando así una cultura de respeto e igualdad en todas las esferas.

Bibliografía:

– Comisión Nacional de Derechos Humanos. “Cartilla.La discriminación y el derecho a la no discriminación” (2012) 
– CNDH. Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación racial.
– Conferencia Mundial contra el racismo.UN.
– Día internacional de la eliminación de la discriminación racial.UN. (2013)
– Censo del perfil sociodemográfico de los Estados Unidos Mexicanos. Censo de Población y vivienda 2010. 
– CONAPRED. Discriminación en México.