Peregrinación anual en la Insigne Nacional Basílica de Guadalupe

Peregrinación anual en la Insigne Nacional Basílica de Guadalupe

Con humildad y gratitud, compartimos en comunidad el haber realizado la peregrinación anual de agradecimiento y ofrecimiento del plan de trabajo, en la Insigne Nacional Basílica de Guadalupe.
Tuvimos la celebración Eucarística en la Capilla de San José, ubicada al interior de la Basílica, a la que asistimos los integrantes de la Comunidad CISAV tanto investigadores como personal administrativo, y fue oficiada por nuestro capellán y asesor espiritual, el Pbro. Filiberto Reyes.
Durante su homilía nos recordó como esa misión encomendada por Santa María de Guadalupe, de llevar un mensaje al obispo del lugar fue solicitada a un laico: Juan Diego. Con ello nos invitó a reflexionar ¿cuál es nuestra vocación como CISAV?, ¿cuál es nuestra identidad más profunda?
“Tu vocación es contemplar, introyectar lo divino, probarlo todo y quedarte con lo bueno (1 Tes 5,21); de noche y de día tendrás que leer, escuchar y discernir, recordando que nada de lo que entra de fuera puede manchar al hombre (cfr. Mc 7, 15), escucharás y transmitirás fielmente el mensaje de la Reina y lo descubrirás fielmente ante el Obispo; él confirmará la autenticidad del mensaje.”
Al terminar visitamos los lugares más relevantes de la Basílica, en un encuentro que nos recuerda nuestro caminar personal y como Iglesia.